Press "Enter" to skip to content

El mes de agosto se convierte en el más austero de los últimos años para los políticos españoles

Las negociaciones para formar gobierno, la situación de incertidumbre política y la cercanía a las elecciones en Galicia y País Vasco dejan a los políticos sin descanso vacacional

La agónica recta final para evitar las temidas terceras elecciones y la coyuntura de los comicios autonómicos han quebrado las vacaciones de los políticos españoles convirtiendo a este mes de agosto en el más austero de la última década. Rondas de contactos, negociaciones in extremis y reuniones bilaterales se han prolongado “condenando” a muchos políticos a depender de vuelos, llamadas, desplazamientos e interminables reuniones.

Los políticos viven de manera tensa estas fechas, afirma la consultora Identidad Política, saben que su trabajo no tiene horarios y que unas “largas” vacaciones pueden ser mal vistas por la opinión pública en un país en el que el 40% de los españoles no puede permitirse vacaciones al menos 7 días al año según el INE. Políticos como Rajoy, Sánchez o Rivera han cancelado sus vacaciones a la espera de acontecimientos clave para su futuro político. Es frecuente que los políticos no desconecten del todo de sus despachos oficiales, alternan la toalla en mano con el teléfono móvil. Los presidentes de CCAA han mantenido un contacto telefónico diario con su jefe de gabinete, una figura clave aún más en verano al encargarse de filtrar los temas más importantes de la jornada y despacharlos para evitar la total desconexión. Los cargos intermedios, asesores y tramos altos de las listas también sufren el fenómeno de la “austeridad veraniega” ya que su papel es clave y estratégico tras los telones de la vida política. Los ministros no son menos ya que han tenido un agosto repleto de Consejos de Ministros.

Los alcaldes disponen de fórmulas más flexibles ya que suelen recurrir a su poder local para nombrar a alcaldes accidentales. Rajoy se ha marchado a Sanxenxo (Galicia) donde no ha podido estar mucho tiempo debido a sus continuos desplazamientos a la Moncloa y reuniones con el líder de C’s; Ada Colau (Alcaldesa de Barcelona) ha optado por el Cabo de Gata; la socialista Susana Díaz se ha “escapado” a Chipiona; Pedro Sánchez ha seguido la situación actual con escapadas de fin de semana a Mojácar (Almería); Cristina Cifuentes ha renunciado a sus vacaciones y los líderes de las formaciones políticas en el País Vasco y Galicia han trabajado a todo motor para dar forma a las listas y elegir a sus candidatos ante las inminentes elecciones en septiembre. Albert Rivera apenas ha descansado al ser uno de los protagonistas del apoyo a Rajoy, Manuel García Bofill presidente del Consejo Ciudadano de C’s ha realizado un tour por distintas autonomías ante la cercanía de las elecciones.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *