Press "Enter" to skip to content

Prolifera el Síndrome de la Mujer Blanca Desaparecida

Cada año desaparecen 14.000 personas en España, pero ¿por qué los medios dan cobertura a solo una pequeña parte de estos casos? Técnicos y expertos analizan el fenómeno mediático que rodea estas causas

Vivir sin saber que ha sido de un familiar es una realidad difícil de afrontar; se trata de un problema social para el que ninguna persona o Estado se encuentra totalmente preparado. Los números mediáticos entorno a Diana Quer son “escalofriantes” cada 24 horas se publican entre 30 y 50 noticias sobre esta desaparición; los principales informativos dedican entre 2 y 5 minutos diarios a tratar este caso y los principales programas magacines entre 20 y 40 minutos.

La explicación la encontramos en el Missing White Woman o Síndrome de la Mujer Blanca Desaparecida, una teoría sociológico-periodística estudiada por distintas universidades y que alude a la desproporcionada atención mediática que algunas mujeres reciben al desaparecer en detrimento de otros perfiles o arquetipos de desaparecidos. Las desapariciones de hombres suelen tener menor repercusión mediática mientras que las de mujeres jóvenes y niños suelen recibir una atención desmesurada afirma el periodista Francisco Canals. Este síndrome alude a la idea de que la cobertura es mayor y las preferencias del gran público aumentan cuando se reúnen distintas variables como la de ser una mujer desaparecida, de menos de 40 años, raza blanca y de familia con cierto status social.

El tratamiento informativo está sujeto a factores culturales y no siempre conscientes: los medios establecen la agenda de temas eligiendo aquellos que creen más relevantes preformateando de esta manera la atención de la opinión pública quien acaba consumiendo los temas elegidos, es lo conocido como Teoría de la Agenda Setting. Desde un punto de vista ciudadano se pueden considerar aspectos como la democracia mediática o el hecho del porqué algunas víctimas apenas obtienen repercusión mientras otras reciben todo el interés generando indirectamente y sin mala intencionalidad un mayor apoyo y medidas destinadas a su búsqueda dando lugar a fenómenos como el de la la construcción colectiva o la realidad mediática.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *