Press "Enter" to skip to content

El 50% de los usuarios de telefonía móvil reciben intentos de fraude a través de Whatsapp

Notificaciones fraudulentas en premios y loterías, mensajes de supuestas compañías de correo, llamadas perdidas desde números virtuales afectan ya a miles de usuarios en España

En España ya existen 44 millones de líneas de teléfono móvil y unos 25 millones de usuarios de Whatsapp los cuales ya se han convertido en una puerta abierta a todo tipo de comunicaciones no solicitadas. Los Whatsapps han desplazado a los SMS los cuales ya solo representan el 25% de los mensajes enviados. España se ha convertido en el 4º país del mundo en el uso de esta app con una tasa de penetración del 70%. Según el CIS, el 70,2% de los españoles reconoce haber usado esta popular app habiéndose convertido en una herramienta de comunicación en la vida cuotidiana.

Los delincuentes suelen suplantar la identidad de marcas famosas para conseguir más credibilidad y repercusión; en España las más afectadas son LIDL, Starbuck, la Agencia Tributaria, H&M, Mc Donald’s, Zara o IKEA. Mercadona es una de las más afectadas por un Whatsapp que notifica al usuario la existencia de un cupón de 150 euros, muchos usuarios pican y acaban proporcionando sus datos personales. IKEA España sufrió un fraude parecido, un mensaje enviado por esta app invita al usuario a participar en una sencilla encuesta a cambio de ganar un bono valorado en 150 euros. Muchas de estas notificaciones fraudulentas van acompañadas de un enlace a un sitio web donde se solicitarán los datos personales del usuario los cuales serán vendidos a la industria del Spam o a empresas especializadas en marketing directo (captación fraudulenta de datos a través de Whatsapp). Whatsapp que notifican premios en loterías o sorteos; empresas de transporte que notifican la existencia de paquetes o envíos a su nombre; activaciones fraudulentas de códigos mediante ingeniería social; vales descuentos de conocidas cadenas de centros comerciales.

Tampoco faltan “vampiresas electrónicas” en su versión más tecnificada; se trata de fake profiles o perfiles de bellas mujeres que intentan seducir al usuario con un intento de cita.

Otras modalidades más tecnificadas se basan en notificar ¡al usuario la necesidad de actualizar su Whatsapp por una versión más moderna llamada Whatsapp Gold la cual nisiquiera existe; el consumidor acaba descargando un código malicioso capaz de infectar y bloquear su terminal.

Los estafadores especializados en fraudes vía Whatsapp trabajan con grandes números afirma Francisco Canals, periodista especializado en fraudes, estafas y ciberdelitos; utilizan robocalls y programas informáticos capaces de enviar decenas de miles de mensajes de Whatsapp a miles de números distintos. La red se ha inundado de black list o listas negras; se trata de blogs y foros de víctimas y que actúan como centros de información para denunciar a determinados números de teléfono.

Decálogo de consejos del periodista Francisco Canals: desconfiar de cualquier notificación de una institución pública, nunca acceder a peticiones de supuestos empleados de compañías, evitar llamar a números de tarificación especial que constan en el pie de whatsapps con supuestos mensajes de empresas de transporte, desconfiar del factor oportunidad a menudo utilizado por los delincuentes (count down fraud) o fraudes del tiempo límite en el cual hay un dead line o fecha que el usuario no deberá sobrepasar si quiere acceder a una ventaja u oferta tentadora y como no: acudir al Doctor Google para buscar el número que visualizamos en el mensaje es frecuente que otros usuarios ya hayan denunciado las malas prácticas de ese remitente en foros o blogs de opinión.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *